Lea atentamente el prospecto y ante la menor duda, consulte a su médico y/o farmacéutico